miércoles, 22 de junio de 2011

Kingsburg (2008) Primera Edición en Inglés


Diseñador: Andrea Chiarvesio / Lucca Iennaco
Editora: Fantasy Flight Games
Jugadores: 2 a 5 (mejor con 4)
Tiempo: 90 minutos
Tema: Fantasía / Urbanismo / Medieval
Mecánica: Peones / Dados
En Kingsburg los jugadores deberán gobernar una de las provincias fronterizas de los dominios del Rey. Durante las estaciones cálidas del año podrán reclutar Caballeros y construir edificios en sus provincias. Pero durante el invierno, las hordas de bárbaros y criaturas malignas atacarán y causarán estragos entre quienes no estén preparados.
Una de las características de los eurojuegos es disminuir drásticamente el recurso al azar de los juegos tradicionales, de manera que sea la habilidad del jugador la que realmente defina una partida. Kingsburg logra incorporar el uso de los dados con inteligencia, de manera de generar aleatoriedad en los desafíos que presenta a los jugadores, sin que éstos frustren las buenas estrategias a causa de una tirada desafortunada. De esta forma, primero se tiran los dados, y después el jugador puede decidir qué hacer con el resultado logrado. Gracias a esta mecánica, presenta un escenario siempre dinámico en el que el jugador debe aprovechar tácticamente cada oportunidad para lograr una ventaja.

En su turno, los jugadores tirarán sus tres dados y podrán influenciar a los miembros del Consejo Real utilizando uno o más de ellos. Cada Consejero responde a un número en especial y otorga distintos beneficios, pero en cada turno sólo un jugador puede reclamar el favor de un Consejero para sí. Así que hay un elemento táctico que mantiene la tensión utilizando esa confrontación indirecta. Pero al mismo tiempo contiene un elemento estratégico, de ir incrementando el potencial propio mediante la construcción de los edificios y la combinación astuta de sus distintas ventajas.
Esta doble dimensión en la decisión que se le presenta al jugador, combinado con el nivel justo de incertidumbre por las acciones de los oponentes y la horda invasora, logran un atrapante nivel de inmersión para un juego con reglas tan sencillas. En este punto, hay que reconocer también que el extraordinario nivel de detalle en el arte y en la calidad de los componentes acompaña muy bien esa dinámica con una ambientación deslumbrante.
El enorme abanico de estrategias que ofrece y el moderado uso del idioma pueden limitar su accesibilidad a los más chicos, pero este título es ampliamente recomendado como “introductorio” para grupos jóvenes o familias con chicos grandes. Luego de sentir la libertad de explorar todas las posibilidades que ofrece Kingsburg, resultará imposible volver a los juegos tradicionales de “tirar los dados y ver cómo me fue”.
Edición en idioma inglés (requiere manejo del idioma).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada